Nuestra maduración

En Beef quality food compramos nuestros lomos en los mejores mataderos de la UE, de esta forma obtenemos las vacas de los mejores prados. Como los lomos tienen que tener unas condiciones especiales para una buena maduración las razas de vacas que utilizamos, se caracterizan por tener mucha grasa tanto por fuera como infiltrada, es decir, de la mejor calidad. 

 

También tenemos un equipo de personas especializadas en la selección de cada uno de los lomos, para poder garantir a nuestros clientes piezas de gran sabor, tiernas y suculentas. Adaptando así nuestra oferta a sus exigencias.

 

En Beef quality food también le damos mucha importancia a la alimentación de las vacas, ya que es un factor clave. Según el ganadero o la región, esta alimentación puede variar, ya que se puede alimentar sus vacas con pasto o con pienso. Si la alimentación a sido de pasto, la grasa de la carne es de un color amarillento claro, y si por el contrario, la alimentación de la vacas se realiza con pienso, esta grasa se obtendrá de color blanco. También existe la posibilidad de una alimentación mixta, esta grasa será de un color blanco amarillento, y una vez se cocina se obtiene un color mas amarillento.

 

Una vez seleccionados los lomos por nuestros expertos, los entramos a la cámara de maduración. 

 

Este es el punto más importante de todos, la maduración es esencial para poder obtener una carne de vaca vieja y gorda excepcional, la carne necesita su tiempo para poder ofrecernos todas sus cualidades de manera optima.

 

En Beef quality food maduramos la carne con un proceso propio y único en el mundo. Recuperamos la tradición artesanal y incorporamos conocimientos y técnicas avanzadas que mejoran la calidad del producto. Tenemos 4 factores muy importantes:

 

  1. EL TIEMPO: El tiempo nos permitirá apreciar grandes cambios significativos en el gusto, la ternura y la suculencia de la carne.
  2. LA TEMPERATURA: El control de la temperatura es esencial para un proceso correcto de sellado.
  3. LA HUMEDAD: Es imprescindible para poder controlar el metabolismo microbiano.
  4. EL AIRE: La ventilación y la circulación de aire en la sala de maduración son esenciales para evitar el crecimiento de bacterias, así como eliminar malos olores que puedan alterar la calidad del producto.

 

A parte de estos que son los más principales tenemos nuestro secreto profesional, para poder obtener la mejor carne del mundo.